Historia del cigarrillo electrónico November 20 2019

Aunque parezca que el cigarrillo electrónico sea un invento de hace pocos años, es completamente falso. La historia del cigarrillo electrónico se dió a conocer en el año 1967 por un hombre llamado Herbert A. Gilbert. 

Este hombre llegó a patentar la idea de un cigarro sin tabaco, ya que para él la idea de inhalar sustancias nocivas era algo inadecuado para la salud. Su idea era poder inventar algo que pudiera sustituir al tabaco tradicional de una manera más adecuada y segura para la salud. Una vez falleciera su padre, Gilbert quiso mostrar al mundo que puede haber una manera segura de poder inhalar nicotina (e-liquids) para poder dejar de fumar.

Pero debido a la época en la cual vivía, esta patente no tuvo éxito y la historia del cigarrillo electrónico se acabó. Además en aquella época el cigarro era bien visto ante la sociedad y se podían ver en cualquier sitio, oficinas, salones, aviones, etc. La idea era completamente contraria a la de Herbert y para muchos el fumar no era peligroso ni perjudicial para la salud.

Muchas empresas al enterarse de este método mostraron un interés para poder fabricarlo, pero por razones que no se conocen no llegaron a fabricarse, hasta que en el año 1967 se dió a conocer. 

El cigarrillo electrónico empezó en el año 2004, cuando un chino llamado Hon Lik lanzó al mercado unos dispositivos electrónicos que hacían la misma función que el cigarro convencional, conteniendo la nicotina necesaria que puede llegar a necesitar nuestro torrente sanguíneo. La primera patente que se lanzó no tiene nada que ver con los actuales, ya que en aquel momento el e-cigar estaba formado por tan solo dos elementos, la boquilla y un cartucho.

El cigarrillo electrónico tuvo un gran éxito y por este motivo muchas empresas decidieron apostar por comercializar este producto, llegando a conseguir un crecimiento bastante alto gracias a que es una manera efectiva de poder dejar de fumar. Poder salvar miles de vidas gracias al vapeo ha hecho que los cigarrillos electrónicos hayan crecido de una manera asombrosa en todo el mundo.