Cómo preparar líquido para vapear July 24 2020

Si quieres sentirte como todo un científico en un laboratorio y preparar liquido para vapear desde tu casa, te comentaremos a continuación todo lo que necesitas, tanto los ingredientes, materiales y las instrucciones paso a paso para lograr tu cometido.

Los ingredientes que necesitarás son:

  • Propilenglicol (PG)
  • Glicerol Vegetal (VG)
  • Agua destilada o Vodka
  • El saborizante o aroma
  • Nicotina líquida

Suministros y materiales para preparar líquido para vapear:

  • Botellas de plástico o goteros
  • Jeringas
  • Papel de seda y servilletas
  • Guantes
  • Protector facial o gafas

Preparación

  1. Primero, para preparar líquido para vapear se necesitará preparar la nicotina. Deberás determinar la cantidad de nicotina necesaria para que el líquido alcance un porcentaje satisfactorio. Toma en cuenta que, si quieres el nivel de nicotina en el líquido ultraligero serían 8 mg, ligero 11 mg, regular 16 mg, fuerte 24 mg, sin filtro 36 mg. Cuando alcances el nivel deseado de nicotina, agrega unas gotas de agua destilada o del vodka del 1 al 5%.
  2. Luego se deberá preparar el saborizante o aroma. Es importante que estés atento en este paso. Puedes usar un solo aroma o dos, sin embargo, si eres principiante, se recomienda usar uno. Se agrega un poco menos de la cantidad recomendada de aroma a la receta y nunca usar más del 10% de todo el lote.
  3. Ahora se hace la mezcla del VG + PG. Puedes usar 50 y 50 o 80 y 20 respectivamente. Solo recuerda que la nicotina diluida generalmente contiene algunos niveles de PG o VG, así que no olvides tener en cuenta ese volumen.
  4. Ahora que todos los ingredientes están divididos en porción, colócalo todo en la botella o gotero y comienza a agitar. El VG es altamente viscoso, así que agita fuerte para hacer que se mezcle bien con los demás ingredientes.
  5. El último paso es a tu elección y es el empapado. Sin embargo, el líquido sabrá mucho mejor cuando se humedece o se remojan, al igual que el vino. Prueba el líquido y si este sabe dulce y cumple con tus expectativas, entonces puedes obviar este paso.

Si harás este último paso, durante el empapado, deberás dejar la botella abierta para permitir la libre circulación de aire por fuera y dentro de la botella y así vaporizar los fluidos volátiles como el alcohol.