Historia del cigarrillo electrónico July 28 2020

El e-cig fue desarrollado y fabricado en China por primera vez en el año 2003. Sin embargo, este no fue el comienzo de la historia del cigarrillo electrónico. Las primeras referencias documentadas a un cigarrillo electrónico vienen de la década de 1930 cuando Joseph Robinson lo patentó en los EE. UU. Pero, no hay evidencia alguna de que esta tecnología se haya utilizado o de que alguna vez se haya fabricado un prototipo.

Luego, para el año 1965, el primer elemento físico parecido a lo que conocemos hoy por cigarrillo electrónico fue creado en los Estados Unidos por Herbert A Gilbert. Patentó ciertos elementos de la tecnología utilizada en el mismo. No ganó popularidad ni reconocimiento por ello. El parecido que tenía la creación de Herbert al cigarrillo electrónico modero era increíble. Sus patentes expiraron 10 años luego.

Llega el año 1979 y la historia del cigarrillo electrónico continuaba avanzando cuando Phil Ray, uno de los pioneros de la industria informática junto a su médico personal, comenzaron a desarrollar un modelo de cigarrillo electrónico que podría llevar al mercado, pero no era electrónico en absoluto.

La función de este era vaporizar la nicotina y desde allí fue cuando se llevó a cabo el primer trabajo de investigación sobre la administración potencial de la nicotina.

Entre las décadas de 1990 y los 2000, hubo varios estudios y ensayos realizados para desarrollar un cigarrillo electrónico, pero ninguno tuvo éxito. Asimismo, no tenían nada en común con los e-cig modernos que existen hoy en día.

No obstante, esto llevó al desarrollo de una tecnología nueva con el concepto de “heat-not-burn” o calor no quemado, que se usa hoy en día. Asimismo, durante este periodo, una de las principales empresas de tabaco en los Estados Unidos presentó ante la FDA una solicitud para desarrollar y comercializar cigarrillos electrónicos, pero esta la negó.

Esta negación por parte de la FDA hizo que los Estados Unidos suspendiera el intento del desarrollo de un e-cig. El final, pero también el principio de la historia del cigarrillo electrónico moderno llega hasta el 2003, cuando en Beijing, China, se fabrica el primer cigarrillo electrónico exitoso por Hon Lik.

Es un farmacéutico y fumador que a sus 52 años tuvo la motivación de crear este aparato a causa de la muerte de su padre, el cual fumaba mucho y murió por cáncer de pulmón.