Como elegir tu cigarrillo electrónico February 21 2020

El uso del cigarrillo electrónico ha ido en aumento durante los años ya que cada vez más personas eligen esta opción. Los fabricantes trabajan para ofrecer un producto que satisfaga las necesidades de los clientes y así consigan evitar volver al tabaco.

Pero cómo elegir tu cigarrillo electrónico? Es normal hacerse esa pregunta a la hora de empezar en el mundo del vapeo, pero nosotros te daremos algunas pautas para que puedas elegir el cigarrillo electrónico que cumpla tus necesidades.

Algunas personas deciden elegir el cigarrillo electrónico como sustituto del tradicional, está elección es debido a que en el cigarrillo electrónico se puede controlar la cantidad de nicotina que contiene los e-líquidos, hasta poder eliminarla.

Podrás encontrar diferentes tipos de cigarrillos electrónicos, ya sean con diferentes formas, parámetros o distintos claromizadores, pero todos ellos funcionan igual. Podemos diferenciar tres tipos de cigarrillos electrónicos, los ciga-like o cigarrillos desechables, los eGo o kits de inicio y los Mods o cigarrillos electrónicos de potencia variable.

Cigarrillo desechable o “Ciga-like” - Este tipo de cigarrillo es muy utilizado para la gente que se inicia en este mundo, ya que no se deben de mezclar líquidos ni rellar claromizadores. Sus cápsulas son desechables, son fáciles de usar y no manchan.

eGo o Kits de Inicio - Es parecido al primero solo que en este caso se deberá de rellenar el tanque con el e-líquido que queramos y pudiendo regular la nicotina. No es necesario saber sobre este mundo ya que su uso es muy simple y no necesita ningún tipo de configuración ni intercambio de piezas.

Mods o Cigarrillos electrónicos de potencia variable - Este tipo de cigarrillo es para gente más experta y que quiere sacar el mayor provecho a su cigarrillo electrónico. Este tipo de cigarrillo es utilizado por vapeadores expertos, ya que puede llegar a explotar si no se configura adecuadamente.

Para saber cómo elegir tu cigarrillo electrónico es fundamental empezar desde el más sencillo e ir avanzando poco a poco, ya que si empiezas por lo más difícil puede ser que acabes volviendo al cigarro tradicional.